Café de especialidad Burundi Ngogomo Honey

Desde 13,00

BURUNDI NGOGOMO 

Envío gratis a España peninsular en compras superiores a 30€ 

NOTAS DE CATA: Vainilla, cacao, naranja, caramelo 

Tamaño: 250g / 1kg

Región: Muyinga
Comuna: Gasorwe

Estación de Lavado: Ngogomo
Variedad: Bourbon Rojo

Altura: 1.689 msnm
Proceso: Honey

Puntaje: 86,5
Tueste: Filtro

Limpiar
SKU: sum-atu-1 Categoría:

Descripción

CAFÉ DE ESPECIALIDAD BURUNDI NGOGOMO

Café de especialidad Burundi tostado para filtro y cafetera italiana.

Tiene un sabor único, destacando entre los cafés de especialidad y manteniendo la tradición y lo salvaje de su grano.  Es el café de especialidad más exuberante que hayamos tenido nunca. 

TRAZABILIDAD DEL CAFÉ BURUNDI NGOGOMO

Después de su construcción en 1992 en la provincia de Muyinga, Ngogomo aún continúa operando a un alto nivel. Con mas de  1,800 agricultores,  es una de las principales estaciones de lavado de café de la región de Muyinga.  Ngogomo se encuentra a 1689 msnm, lo que hace que sus cafés desarrollen notas muy especiales.

La historia de la producción de café en la región de Ngogomo se remonta a un pescador. Cuenta la historia que el hombre atrapó un pez en un lago cerca de donde está la estación en la actualidad. Este pez desapareció misteriosamente. Es entonces, al no poder encontrar una respuesta lógica a esto,  que el pescador decide cambiar de profesión y dedicarse a cultivar café.

Esta historia de éxito y recuperación de cafetales, motivó a otras personas de  los alrededores a cultivar café.  Adicionalmente la calidad de las cerezas en el área, ganó mas adeptos.

El clima y el terroir  de esta zona permiten que el café presente sabores únicos y estructurados en comparación con  otras regiones tradicionales.  De hecho, Ngogomo CWS llegó a obtener el 13° lugar en la Taza de la Excelencia en Burundi con un lote lavado que arrojó puntuciación de 87,78.

CAFÉ DE ESPECIALIDAD EN BURUNDI

El café llegó a Burundi durante la década de los años 30.  En esa época el gobierno belga supervisó y administró el territorio gemelo de Ruanda-Urundi. Durante 1922 y 1962 gobierno belga hizo obligatorio el cultivo del café. Cuando el gobierno belga se retiró,ya no era obligatorio y muchos caficultores dejaron de cuidar sus cafetos . Sin embargo, otros  vieron las ventajas económicas de seguir cultivando café. Es así que la industria se convirtió en el centro de la economía nacional de Burundi.

La industria del café en Burundi fue administrada por el sector público hasta inicios del siglo XXI. Es entonces que el gobierno local privatizó parcialmente actividades de la cadena productiva del café. Algunas de estas privatizaciones fueron estaciones de lavado y beneficios en seco. Como resultado de este cambio aunado a la inestabilidad política del territorio, hoy, hay poca inversión extranjera en el sector cafetero en Burundi.

Actualmente, la industria del café en Burundi se basa en casi 2 millones de pequeños caficultores.  Estos  producen más del 80% de la exportación total de café en el país. Un gran número si tomamos en cuenta que la población total de Burundi asciende a menos de 11 millones de personas. Estos pequeños productores de café representan casi una quinta parte de la población total.

Todas las plantas de café en Burundi son Arábica. Aunque con el establecimiento de una gran plantación se intentó introducir Robusta. Esta plantación fue destruida durante disturbios y la guerra civil a finales del siglo pasado.

CULTIVO DEL SPECIALTY COFFEE EN BURUNDI

En  Burundi casi la totalidad de sus cafetos son de variedad Bourbon. Esto está fuertemente controlado por el gobierno motivado a razones de calidad. Debido a la reducción constante del tamaño de las fincas de café, los cafetos envejecidos constituyen un problema muy grave en Burundi. Muchos agricultores tienen cafetos de más de 50 años de edad. Adicionalmente,  con pequeños terrenos para cultivar, es difícil replantar. Esto significaría que se queden completamente sin producción durante los 3-4 años que requerirían las nuevas plantaciones para empezar a producir.

A pesar de la ubicuidad del cultivo de café en Burundi, predomina la baja productividad. El pequeño caficultor tiene cerca de 300 árboles en promedio, generalmente en sus patios traseros. Si se toma en cuenta que cada árbol produce 1.5 kilos de cereza, tenemos que  el agricultor vende un estimado de 400-500 kilos por cosecha. Esto significa un salario anual de no más de USD 100 por caficultor.

 

Información adicional

Tamaño cafés

250gr, 1kg

Molido

en grano, para filtro, para cafetera italiana

WhatsApp Envíanos un WhatsApp